Las Pudencianas
3.jpg

Historia

 

Historia

 
Francisco I. Madero

Francisco I. Madero

Historia

Hace 25 años la familia Narro adquirió esta propiedad y durante más de dos décadas fue exclusivamente la casa de verano. Eduardo Narro (nacido en Parras Coahuila) propietario de Las Pudencianas, finalmente decidió realizar uno de sus más grandes sueños e iniciarse en el mundo del vino, un mundo que hereda de sus ancestros y rescata de su niñez, entre barricas y viñedos.

Parras, Coahuila es un pueblo cargado de historia. Fue y ha sido el núcleo de la familia Madero.


¿Por qué “Las Pudencianas?

Pudenciana Madero,  fue la segunda hija de Evaristo Madero Elizondo, patriarca de la familia Madero. Los propietarios de este lugar son descendientes de Pudenciana en 3ra, 4ta y 5ta generación. Existe una anécdota familiar que dice que a Pudenciana no le gustaba su nombre y no quería que ninguna descendiente se llamara así, es por eso que no hay nadie en la familia con ese nombre pero si un proyecto dedicado a ella. Y en plural por las mujeres de la familia.

- Las Pudencianas es un reconocimiento a nuestras raíces,   un agradecimiento a quien nos permitió ser parte de este gran pueblo de tierra fértil e historia en el aire, es un homenaje a Pudenciana Madero. -

Pudenciana Madero

Pudenciana Madero


Gustavo Aguirre Benavides

Gustavo Aguirre Benavides

Jardín Botánico

Las Pudencianas, era conocido en el pueblo como el Jardín Botánico de Parras ya que aloja un pequeño jardín botánico especializado en cactáceas. Esta propiedad perteneció a Gustavo Aguirre Benavides, un reconocido botánico oriundo de Parras apasionado y amante de las plantas. Aparte del jardín, Gustavo Aguirre Benavides tras el acto vandálico que acabó con el histórico árbol de la noche triste de la Ciudad de México, trajo a su entonces propiedad, un vástago del árbol el cual plantó a un lado de un arroyo natural. Esa rama es ahora un frondoso árbol que continua creciendo y está cargado de historia y energía.